Bebidas no alcohólicas

Las plantas de embotellamiento generan una combinación de aguas residuales derivadas de la limpieza in situ asociadas al vertido ocasional de productos y, algunas veces, lotes desechables y devoluciones de tiendas. En todos los casos, se caracterizan por amplias variaciones de pH y temperatura y por la fracción excepcionalmente elevada de contaminantes habitualmente disueltos.

El tratamiento si no hay problemas implica la aplicación de un número reducido de procesos, todos ellos incluidos en nuestra base de conocimiento y nuestra cartera de productos.
 


Menu
This website uses cookies