Sistema de sedimentación tipo DCS/RCS

Los sistemas de separación de flujo transversal permiten una separación muy efectiva de materiales depositados, como arena, fibras, etc. El agua sin tratar, que contiene sólidos en suspensión, pasa en dirección horizontal a través de las placas dispuestas con un espaciado pequeño entre ellas. Se establecen condiciones de flujo absolutamente laminar mientras que el agua discurre a través del conjunto de placas desde la entrada hasta la salida. Es esencial generar condiciones de flujo laminar y estable para la separación efectiva por gravedad de los contaminantes en suspensión y el agua.

Los sólidos se mueven hacia el fondo de las ondulaciones y se deslizan hacia la parte baja del plano inclinado de la placa. Desde aquí, los sólidos separados se recogen en el compartimento de lodos situado en la base del separador para ser transportados por un transportador espiral sin eje y descargados de modo intermitente a través de una válvula. El lodo depositado no puede volver a contaminar el agua tratada. Los sólidos se desplazan en dirección perpendicular al flujo del agua, eliminándose totalmente el efecto de arrastre. Todos nuestros separadores están fabricados de forma personalizada con respecto al número de placas en el conjunto, la longitud de las placas, la distancia entre ellas y su inclinación. El número y la longitud de las placas se determinan en función del caudal de agua sin tratar a procesar en el separador. La distancia entre placas depende de la concentración de sólidos/lodos en el agua sin tratar. La inclinación de las placas se ajusta entre 45 y 60 grados, dependiendo de la naturaleza general de los sólidos (densidad, viscosidad, concentración).

Todos los sistemas se fabrican de modo estándar en AISI 304 con un transportador espiral sin eje o un compartimento de lodos inclinado en la base.

Productos para soluciones de tratamiento de aguas
Menu
This website uses cookies