Sistema «Mini Batch»

El proceso de tratamiento fisicoquímico «Mini Batch» se ha diseñado concretamente para la separación de partículas en suspensión muy finas y ligeras de las aguas de procesos industriales. Los materiales, como partículas y pigmentos en suspensión, del procesamiento de hormigón, vidrio y piedra natural se someten a tratamiento previo y se separan de forma muy eficiente. El proceso empleado para estas aplicaciones específicas incluye floculación, deposición de los materiales floculados y concentración de los sólidos depositados. La calidad del agua de proceso tratada permite su reciclaje como agua limpia para proceso o su vertido a la red de alcantarillado o a aguas superficiales.

Las aguas de proceso contaminadas se bombean hacia un tanque de polietileno, que sirve como tanque de compensación/regulación, en el que hay un mezclador instalado. Cuando el volumen en el tanque supera un nivel predeterminado, el mezclador se pone en marcha y se produce la floculación de los materiales en suspensión, a menudo en forma coloidal, mediante la dosificación de floculante en la tubería de alimentación del tanque.

Trascurrido el tiempo predeterminado de mezclado, el agua floculada se bombea por medio de una bomba sumergible hacia el depósito de decantación. Este depósito se fabrica con una base cónica para mejorar la deposición y el espesamiento de los lodos. Durante el proceso de sedimentación se forma una capa de agua limpia sobrenadante, que, una vez transcurrido el periodo de deposición predeterminado, se descarga a través de una válvula de accionamiento neumático.

El lodo previamente deshidratado se descarga desde el depósito de decantación hacia el espesador de «Big Bag» a través de una válvula de accionamiento neumático. Se pueden tratar dos (2) o cuatro (4) lotes por hora, dependiendo del tipo de sólidos y de la concentración en el afluente sin tratar.
 

Productos para soluciones de tratamiento de aguas
Menu
This website uses cookies