Cribas curvas

Las cribas curvas se utilizan para la separación de sólidos de las aguas de proceso y residuales. Las cribas curvas presentan una estructura robusta y los requisitos de mantenimiento y atención son mínimos.

Las aguas residuales sin tratar se bombean sobre una criba curva de alambre trapezoidal donde las partículas separadas deslizan hacia abajo debido a la gravedad y el agua que ha pasado a través abandona la criba por la salida.

La criba se puede equipar con un dispositivo programable de limpieza por rociado en caso de que las aguas residuales contengan materiales similares a la fibra o grasas.

Para aguas residuales muy contaminadas se puede instalar una criba vibrante con el fin de garantizar la ausencia de obstrucciones al funcionar.

Productos para soluciones de tratamiento de aguas
Menu
This website uses cookies