Reactor anaerobio de estanque organizado (AOPR)

Nuestra nueva tecnología AOPR (siglas en inglés de «reactor anaerobio de estanque organizado») genera una reducción significativa de la inversión destinada al tratamiento anaeróbico de las aguas residuales. ¡Convierta el problema de las aguas residuales en una oportunidad de inversión!

El AOPR incluye tecnología patentada que combina los bajos costes de construcción de los estanques anaerobios con la escasa ocupación de espacio de los reactores anaerobios de flujo ascendente con manto de lodos (RAFA). Es aplicable para el tratamiento de aguas residuales procedentes de la industria agropecuaria, por ejemplo aguas residuales derivadas de la producción de tallarines, alcohol, tapioca y aceite de palma.

Como otros reactores anaeróbicos, el AOPR convierte parte de los contaminantes orgánicos de las aguas residuales en biogás, que se puede utilizar como combustible para calderas o generadores.

El AOPR es, en esencia, un reactor RAFA convencional que se puede construir en cualquier tipo de cubeta, incluyendo estanques forrados de plástico, mediante la eliminación de la necesidad de pasos en suelo y muros, empleando todos los elementos internos de flotación y un sistema dinámico de distribución de la entrada.

Para reducir el peso de los elementos internos se utilizan principalmente materiales de construcción plástico, añadiendo como ventaja adicional una significativa reducción del coste de los elementos internos del AOPR.

Tras la compensación inicial y la hidrólisis de moléculas orgánicas complejas en diversos azúcares y ácidos orgánicos simples, se deja entrar el agua en el reactor principal a través de un sistema de distribución de entrada.

A diferencia del sistema de distribución de entrada estático que abarca todo el espacio de un reactor RAFA, el ingenioso sistema de distribución de entrada del AOPR abarca todo el espacio del reactor desplazándose sobre él. Utiliza muchos menos equipos para lograr el mismo objetivo.

El agua que fluye desde el sistema de distribución de entrada mantiene un flujo ascendente constante a través de una capa de gránulos de lodo en el fondo del reactor. Las bacterias anaerobias de estos gránulos de lodo convierten las sustancias orgánicas simples en biogás y agua.

El biogás generado se acumula en la superficie del gránulo de lodo, formando gradualmente una burbuja de biogás que provoca el ascenso del gránulo de lodo. Finalmente, la burbuja de biogás se desacopla tras la colisión con diferentes gránulos de lodo o el separador de tres fases, haciendo que el gránulo de lodo se vuelva a hundir en la capa de lodo, ante lo cual, se vuelve a repetir el ciclo entero.
 

Menu
This website uses cookies